miércoles, 4 de octubre de 2017

Panecillos de Calabaza

Nos movemos en tiempos difícíles. Practicamente incomunicada, nadie del otro lado entiende lo que pasa en éste. Tengo el corazón partido y algo triste. Dos "realidades". Al final toca posicionarse, decantarse por lo que creo es justo, aunque implique malos rollos con parte de la familia y algun Si, hablo de Cataluña.

No sé como os abstraéis vosotros cuando queréis que vuestra mente se relaje, se aisle de tanto bombardeo de opiniones, imágenes, malentendidos.....

Yo cocino, sobretodo horneo. Preparo la masa, la trabajo con fuerza, espero paciente a que suba, la moldeo.... la horneo y acaba transformándose en algo exquisito. Creo que soy la dueña de la materia. En realidad  soy una ingenua.



Ingredientes para 9 panecillos:

. 250 gr de harina de fuerza.
. Una cucharada de azúcar moreno.
. Una cucharadita de mezcla de especias molidas: canela, clavo, pimienta, nuez moscada....
. 80 ml de leche entera a temperatura ambiente.
. 300 gr de puré de calabaza ( hervida y escurrida ).
. 4 gr de levadura en polvo para panadería.
. Una pizca de sal.
. Una cucharada de mantequilla en pomada,

Mezclamos los ingredientes secos: harina, azúcar, sal, especias,  100 gramos del puré de calabaza, levadura.
Vertemos la leche y trabajamos hasta que se mezcle bien todo.
Añadimos la mantequilla en pomada y trabajamos 10 minutos estirando la masa hasta conseguir que quede lisa y elástica.
Hacemos una bola y tapamos para que leve al menos una hora o el tiempo necesario para que duplique su volumen.



Una vez levada la masa la estiramos y hacemos un círculo que cortaremos en 9 partes más o menos iguales.



estiramos cada porción y colocamos una cucharadita de puré de calabaza ( este puré podemos especiarlo también y añadirle más azúcar, va a gustos ).
Cerramos la bola de masa e intentamos que nos quede bien redondita. Procedemos así con el resto de las porciones de masa.




Cortamos hilo de bridar y lo remojamos en aceite de oliva.

Vamos atando las bolas de masa por delante, las volvemos por atrás y seguimos hasta separar cada bola en 9 partes. Procedemos así con cada bola de masa rellena.



Dejamos que leven nuestros panecillos otros 40 a 60 minutos.



Horneamos con el horno precalentado a 200ºC unos 10 minutos o hasta que dando golpecitos en la parte trasera salga un sonido hueco, igual que con los panes.




Son panecillos muy delicados, así que hay que tener cuidado al manipularlos. Para deshacernos de la brida esperaremos que estén fríos. Cortamos con tijeras y levantamos el hilo con cuidado.



Decoramos con chocolate negro en el centro de cada panecillo.



ESPERO QUE ESTA SITUACIÓN SE TEMPLE. AHORA MISMO ES UN SINSENTIDO. OJALÁ QUE EL PRÓXIMO POST SEA MÁS ALEGRE.





miércoles, 26 de julio de 2017

Corte de Helado ( galletas de chocolate y Helado fresas y frambuesas)

Los veranos de mi niñez huelen a cloro de la piscina. A las 5 se levantaba el toque de queda , había pasado la aburrida siesta y salíamos al balcón para quedar, nos esperaban las mejores horas del dia. Había una buena soleada aún hasta llegar al recinto y nada más cambiarnos en los vestuarios, como ya se había hecho la digestión de rigor, nos tirábamos en bomba al agua bajo la atenta mirada de los hermanos grandes.
A la hora de remojo, alguno decía que ya tenía hambre. Sacábamos los bocadillos de chorizo o pamplonica, los devorábamos y vuelta al agua.
Al llegar al barrio aún no era oscuro y nos poníamos a jugar a la cuatrola. Al poco llamaban a grito pelao las madres.....  !A cenar!!! y corriendo que íbamos porque sabíamos que después de la cena aún podríamos seguir jugando en el patio, hasta que pasara el camión de la basura, a eso de las 12. Veíamos las cucarachas salir de entre los contenedores y en paz nos íbamos a dormir.
Pero me he dejado un momento precioso de un dia de verano. En mi casa, por la noche, si a mi padre no le había tocado hacer horas extra en el matadero donde trabajaba, comíamos helado de corte.
El encargado de repartir era mi padre, por supuesto. Sentado en su sillón hacía 7 trozos al helado rectangular, colocaba minuciosamente las galletas, una delante, otra detrás... repartía y venía el asombro de sus 5 hijos,  ya simulado después de tantos años .. el último cacho era el más grande. Nos miraba y volvía a decir "el que parte y reparte se queda con la mejor parte ".







Ingredientes para las galletas de chocolate ( salen unas 20 ):

. 175 gr de harina común.
. una pizca de sal.
. 1/2 cucharadita de levadura en polvo.
. 50 gr de cacao en polvo sin azúcar.
. 200 gr de azúcar.
. Una cucharadita de pasta de vainilla.
. 100 gr de mantequilla en pomada.
. 2 huevos.

Ingredientes para el helado:

. 250 gr de fresas, frambuesas o ambas congeladas.
. 300 ml de nata vegetal ( o nata láctea de 35% grasa ) *


* si no usásemos la nata vegetal tendremos que añadir azúcar a la mezcla de helado. Yo diría que un par de cucharadas es suficiente. Pero hacedlo a gustos.

Para hacer las galletas mezclamos los ingredientes secos ( harina, sal , levadura, cacao, azúcar ) con la vainilla y la mantequilla en pomada.
Vertemos los huevos que habremos batido previamente y batimos bien.

Para hacer las porciones nos ayudamos de un servidor de helados ( yo uso el pequeño ) y colocamos las bolas separadas unas de otras.



Horneamos unos 12- 15 minutos a 180ºC o 160ºC si lo hacemos con ventilador ( yo  lo hago con ventilador ).

Dejamos enfriar sobre una rejilla mientras hacemos el helado.



Para hacer el helado batimos las frutas congeladas con la nata.



Servimos el helado con las galletas haciendo un sandwich.





HE DICHO QUE EL VERANO OLÍA A CLORO, PERO TAMBIÉN A GAZPACHO, A CHORIZO, A TORTILLA DE PATATA, A FILETES EMPANADOS, A LECHE CONDENSADA, A HIERBA........

jueves, 20 de julio de 2017

Ravioli de Tomate y Perejil con Pesto Rojo.

Como cada año por estas  fechas amueblamos el coche con cojines, tebeos, revistas de cocina ( este es mi rinconcito ), y emprendemos el viaje hacia una casita rural en Francia , norte de España o cualquier sitio donde haya mucha naturaleza.
Pero este año y sin saber porqué nos fuimos a rodearnos de guiris, !!!como no tenemos suficientes en Barcelona!!!. Así después de dos dias de camino nos presentamos en Florencia.
Que os voy a contar, pues mucho arte y mucha pizza. Y mucha pasta.....

Nada más llegar, contagiada por la fiebre de la comida casera italiana abrí la máquina que tenía comprada de hace un tiempito y por fín me puse a hacer pasta. !!! Y qué experiencia!! Mamma mia !!!! pero por qué no lo había hecho antes!!!!




Fórmula infalible y generosa: Un huevo x 100 gr de harina 00* x chorrito aceite oliva x pizca sal x comensal.

A partir de ahí variaciones las que queráis.

* si no encontráis harina 00 usad harina de repostería.

Ingredientes para cuatro:
 Pasta Ravioli:
. 400 gr de harina 00.
. 4 huevos.
. Media cucharadita de sal.
. Una cucharada grande de aceite de oliva.
. Una cucharada de concentrado de tomate.
. Una cucharada de perejil picado.
Relleno:
. 300 gr de carne de ternera picada.
. 200 gr de carne de cerdo picada.
. Una cebolla grande.
. Dos dientes de ajo.
. Una copita de vino blanco.
. 200 gr de requesón.
. 100 gr de parmesano rallado.
Pesto Rojo:
. 4 tomates secos en aceite.
. Medio ajo.
. 100 ml de aceite de girasol + 3 cucharadas del aceite de los tomates.
. Un puñado de frutos secos ( yo usé como siempre pistachos ).
. Un puñado de parmesano rallado.
. Una cucharada de zumo de limón.
. Una cucharada de perejil picado.
. Sal y pimienta.

Para hacer la pasta hacemos un volcán con la harina y en el centro colocaremos los huevos y el resto de los ingredientes o dejaremos que nuestra máquina mágica nos haga la mezcla.

Trabajamos hasta hacer una bola. Separamos la masa en dos. En una parte mezclamos el perejil y en la otra el concentrado de tomate ( en este punto habrá que añadir algo de harina extra para hacer bola en la masa ).

Dejamos reposar la masa media hora tapada con un trapo.

Mientras tanto hacemos el relleno: Trituramos la cebolla y el ajo y lo freimos hasta que quede doradito. Añadimos la carne y salpimentamos. Cuando la carne esté frita vertemos el vino. Dejamos que evapore y reservamos.
Una vez templada la carne añadimos el requesón y el parmesano.

Estiramos la masa por partes con la ayuda de la máquina. Estiramos hasta 3 mm de grosor. Tendremos que ir enharinando la masa para poder estirarla bien.



Ponemos un poco de relleno y doblamos sobre sí mismo.
 cubrimos con la otra mitad y recortamos.


Vamos colocando la pasta en una bandeja con algo de harina para que no se nos peguen unos con otros.



Para hacer el pesto rojo: Trituramos todos los ingredientes y vamos probando. Tendremos que añadir algo de agua si resulta muy espeso.

Hervimos la pasta en abundante agua salada unos 3 minutos y servimos con el pesto, llescas de parmesano, pistachos picados y aceite de oliva.



LOS RAVIOLI VOLARON EN 10 MINUTOS, DESPUÉS DE UNA SESIÓN EN LA COCINA DE HORA Y MEDIA, PERO MERECIÓ LA PENA.





domingo, 21 de mayo de 2017

Tarta Helada Samoa. Duelo de Ases.




Hace un par de meses conocí a Goyo por la red, y a su blog I Cake 4 U . Es un repostero con buenas ideas y una de ellas es la de convocar un DUELO DE ASES entre los amantes del horneado:  Dos "combatientes" se enfrentan  a una misma receta con la posibilidad de versionarla. Y ahí que me apunté. Y si os acaba gustando la tarta podéis votarla aquí
Así mi reto y el  Rocio de kidsandchic, mi bloguera combatiente ; )  son las galletas samoa, o mejor dicho, y ahí viene mi dolor de cabeza, una tarta o pastel de sabor galletas samoa.

Os cuento entonces lo del dolor de cabeza. Unos 10 dias antes de la fecha programada para publicar nuestras recetas me puse manos a la obra, demasiado previsora me todo. Así, un viernes por la tarde me puse con la masa para hornear al dia siguiente como siempre hago cuando tengo que hacer galletas. Me levanto tempranito a pasear el perro, voy por el campo lleno de flores, y por supuesto me hago con un ramito que después usaría para las fotos.

Hago mis galletas, que tela la de trabajo que tienen, lo pringosas que son y el mareo de pillarle el punto al derretir el caramelo para untarlo por la galleta....etc, etc.
Las termino con una felicidad inmensa, me paso una hora haciendo fotos, y dando a probar... que ricas, que trabajazo, vámonos a Barcelona a pasear......

Aviso a Goyo que ya tengo las galletas por Instagram entre bocado de pizza y trago de cerveza, y éste me dice que muy bien pero QUE NO ERAN GALLETAS SINO TARTA O PASTEL!!.....................Noooooorrrrrhhhh le digo.
Improvisa Sofi, tu trabajo diario es eso después de todo..............

Seguimos paseando por Barcelona, intento disimular que mi cabeza da vueltas para arreglarlo porque no quiero perder las galletas que había hecho, estaban de miedo, me habían costado sudor, quemazos  y casi lágrimas..... Entonces me viene la inspiración, veo a un barbudo hipster en una heladeria minúscula con un par de paletas trabajando un helado sobre una superficie para hablandarlo o que se yo....??? ( modas hipster deben ser ) y se me ocurre como transformar las galletas ya hechas en tarta y que a la vez no resulten pesadas añadiéndolas a una masa de bizcocho, hojaldre, brioche...

Cuando llego a casa compruebo que no se han zampado el helado de vainilla que tenía, lo saco y me pongo a trabajarlo como mi amigo el barbudo, cojo mis galletas y las troceo. Me hago con un molde y convierto mi helado y mis galletas en una tarta. Queda decorarla, tunearla con estilo, eso queda para el dia siguiente porque tengo que volver al campo a coger flores y esperar a que la luz sea la adecuada para las fotos.

Espero que esta tarta y su relato de como llegó a ser os haya gustado, y colorín colorado.

Por cierto, con tanto lío casi me olvido el origen de las galletas Samoa. Son un clásico en las pelis Americanas. Las niñas Scouts las venden desde 1917 para recaudar fondos y por la venta obtienen premios tales como chapitas o medallas. Las clàsicas son las de coco ( en la foto las más grandes ), pero yo las he versionado haciendo otras con chocolate blanco y pistachos.




Ingredientes:

Comenzamos con las galletas:

Masa:

. 500 gr de harina común.
. Una pizca de sal.
. 200 gr de azúcar glas.
. 250 gr de mantequilla en pomada.
. Una cucharadita de extracto de vainilla.
. Un huevo.

Topping de las galletas:

. 200 gr de coco rallado sin azúcar.
. 300 gr de caramelos toffee.
. 200 gr de chocolate negro.
. 3 cucharadas de leche.
. Una pizca de sal.

Resto de ingredientes:

. Una tarrina de helado de vainilla o nata.
. 100 ml de nata líquida 35 %
. caramelos toffee
. Chocolate negro

Comenzamos por el amasado de las galletas: Tamizamos los ingredientes secos y añadimos la mantequilla en pomada mezclando bien. Agregamos el extracto de vainilla y el huevo hasta formar una sóla masa que se despegará del bol que hayamos usado para amasar. Reservamos en la nevera tapadas en film por al menos un par de horas.

Cortamos las galletas con el cortador de donuts o cualquier otro redondo usando una boquilla de manga para hacernos con el agujero central. No las cortéis muy finitas porque el topping es abundante. Yo las hice de un cm de grosor más o menos.



Horneamos las galletas a 160ºC con ventilador unos 10 o 12 minutos. Dejamos enfriar sobre una rejilla cuando están cocinadas.

Comenzamos con el Topping:

. Primero tostamos el coco para que adquiera aroma.



. Calentamos los caramelos con la leche con mucho cuidado. Podemos hacerlo en un cazo al baño María para controlar mejor que no se nos queme.



. Por otro lado derretimos el chocolate en el microondas en intervalos de segundos hasta que nos quede perfectamente deshecho y con brillo.

Para montar las galletas mezclamos el coco con una tercera parte de  los caramelos derretidos reservando el resto del toffee.
Mojamos las galletas con toffee y por encima ponemos la mezcla de caramelos y coco.



El siguiente paso es mojar las galletas por el lado que nos queda sin topping en el chocolate deshecho.





Colocamos sobre una rejilla y esperamos a que enfrien ( en la nevera irán más rápidas si os va entrando el gusanillo de probarlas).



Al dia siguiente del despiste trabajáis el helado con los 100 ml de nata semimontada. Añadimos las galletas troceadas.





Vertemos sobre un molde de silicona y en un par de horas estará perfecta para comer. Al desmoldar decoramos con chocolate caliente y caramelos toffee derretidos.



Mi hijo y un amigo no esperaron a que las galletas se convirtieran en tarta helada y después de ganar por goleada se zamparon una galleta...... Aquí "behind the camera" y con las rodilleras en la escena de la fotografía.



TODA UNA EXPERIENCIA ESTE POSTRE. HE APRENDIDO SOBRETODO QUE SOY UNA DESPISTADA PERO TAMBIÉN ES VERDAD QUE A LA DESESPERADA ENCONTRAMOS RECURSOS, COMO LAS SCOUTS....... Y ME HE GANADO MIS CHAPAS Y MEDALLAS!!

Unos dias después de deliberación del jurado me regalan esta foto....


La imagen puede contener: comida y texto


viernes, 12 de mayo de 2017

Bizcocho Marmolado.



Tengo un trabajo muy curioso, que varía según la necesidad del cliente. Estos últimos dias acercándose Junio soy "resuelvedudas". Las clases son de preparación de exámenes y titulaciones varias.
Primera hora.
1ª Cliente: Sofia, explícame los condicionales en una hora.

Segunda hora:
2ºCliente: mañana tengo examen, me entran todos los presentes y los modales. Otra hora.

Tercera hora:
Mi hija se juega la selectividad, puedes hacerle un repaso final de un par de horitas?.
Un par de horas para repasar 10 años!!!!!

En otras épocas del año soy medio psicóloga, medio cotilla. Los clientes vienen a clases de conversación. Escucho, corrijo ( con tacto ), sugiero cambios, animo, motivo....

4º Cliente: El novio de mi hija viaja para conocernos, sólo habla francés ( aquí no puedo ayudar ) e inglés ( aquí lo intentaremos ).
Cabeza de Sofia: frases útiles, ponerse en situación, role plays.... Me encanta esta alumna, con un sólo dato podemos estar hablando toda la hora.

Cuarta hora:
Madre 4ºCliente: Sobre todo necesita conversación, le falla el "speaking"
Cabeza de Sofia: Búscate temas, pregunta gustos, disgutos,preferencias, datos,. Que hable inglés si o si, juegos de mesa, you tube, ...

Otras veces me convierto en una lady inglesa. Cuatro mediodias a la semana vienen cuatro niños para clases de inmersión . Cocinamos juntos, nos columpiamos en el parque, compartimos impresiones en la mesa, nos lavamos los dientes, todo, todito en inglés.

Una de mis horas favoritas está en los martes. Mis vecinos a punto de entrar en la jubilación vienen a aprender desde cero, son pareja, y sus hijos han hecho su vida fuera, algunos de sus nietos hablan inglés. !!Son tan felices de aprender!! vienen a clase después de largas horas de trabajo pero es un tiempo especial para ellos, vuelven a ser niños.

Me dejo a los trillizos, los rebeldes de los viernes ,  un TDA ,las adolescentes de los lunes, los amantes del manga y mis propios hijos ( pobres que bien lo llevan ), en total 31 + esporádicos. Todos especiales, con necesidades únicas y a los que agradezco que sigan confiando en una profesora con un trabajo tan raro.

Pero ocurre que  en las mañanas, cuando no preparo clases, no motivo a nadie, no pienso en inglés,,.. saco al perro, robo flores del parque ( shhhh ...) y me regodeo en recetas. Me pongo la ropa cochambrosa de faena, enciendo el horno y a crear. Después espero a que la luz sea lo suficientemente atractiva para la foto, edito, subo a instagram, espero a los likes, comentarios.... tengo que mejorar!!!
Supongo que cuando te pasas el dia atendiendo las necesidades de otros buscamos un hueco para ventilarnos, para que nos oigan y nos valoren.
Y he aquí, esto que no leerá casi nadie es el testimonio de mi dia a dia. Me voy a hacer la cena.



Ingredientes para la merienda de 8 niños:

. 225 gr harina con levadura.
. 200 gr mantequilla.
. 150 gr azúcar.
. Una pizca de sal.
. 50 ml leche condensada.
. 50 ml leche entera.
. 3 huevos ( separando yemas de claras.).
. Una cucharada y media de cacao puro en polvo sin azúcar.
. Una cucharadita de pasta de vainilla.


Precalentamos el horno ventilador a 150ºC.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta quedar bien mezclado. Añadimos las yemas de los huevos una a una hasta convertir la masa en blanquecina y suave.



Agregamos la leche condensada y la leche entera y la vainilla y seguimos batiendo.

Vertemos la harina tamizada en dos o tres tandas.



Con las claras reservadas añadimos una pizca de sal y batimos hasta montar bien firmes.

Mezclamos las claras con la mezcla de las yemas. Primero ponemos una cucharada y mezclamos con energia y a continuación vamos vertiendo las claras montadas restante poco a poco y con movimentos envolventes para no deshacernos del aire.



Separamos la mezcla y nos quedamos con 3/4 partes. con la otra cuarta parte mezclamos el cacao en polvo tamizado.

Engrasamos y forramos con papel de horno un molde cuadrado tipo brownie pero más alto, ( o uno redondo de 20 cm ). Vertemos un cucharón de masa sin cacao y otro a su lado con cacao y vamos rellenando alternando colores. Una vez listo peinamos con un palillo para hacer efecto hondas.



Horneamos con ventilador sobre una bandeja de horno que habremos cubierto con agua para conseguir vapor y hacer que nuestro bizcocho quede más esponjoso. Debe estar listo en unos 35 o 40 minutos o hasta que veáis que se desprende ligeramente de las paredes y al introducir un palillo éste sale seco.

Servimos con azúcar glas espolvoreado y decorado ( opcional ) usando un stencil.



HAVE A NICE BAKING!!





.


sábado, 8 de abril de 2017

Tarta "Bakewell" de Pistachos y Frambuesas.

Seguramente mi tarta favorita. No supera ni la "muerto por chocolate". ¿Cómo puede ser que hasta ahora, después de 18 años no la haya vuelto a hacer? Sencillamente por no romper el hechizo, por miedo a que no sepa igual, porque la horneé en tiempos de juventud, aprendizaje y encuentros. Pasamos página, rompemos el hechizo y hacemos la tarta, increiblemente rejuvenecida con los años, versionada y a la vez respetando su esencia. Os gustará, os enamorará. Hacedla y no dejéis que pasen 18 años antes de hacerla de nuevo.



Ingredientes ( para dos tartas ) :

Para la masa:

. 250 gr de mantequilla fria.
. 500 gr de harina común.
. Una pizca de sal.
. 50 gr de azucar glas.
. 6 -7 cucharadas de agua helada.
. Una yema de huevo.

Para el relleno:

. Frangipane de Pistachos:

. 150 gr de mantequilla en pomada.
. 150 gr de azúcar.
. 100 gr de pistachos picados hasta hacer harina.
. 150 gr de almendras picadas hasta hacer harina.
. 30 gr de harina.
. 4 huevos.
. 250 gr de mermelada de frambuesas.
. 100 gr de frambuesas frescas.

Glaseado_

. Azúcar glas y colorante rosa.

Para hacer la base mezclamos la harina, sal y azúcar por un lado. Batimos el huevo y lo añadimos a la mezcla seca. Añadimos la yema de huevo con el agua helada. Hacemos una bola que envolveremos con papel film y llevamos a la nevera un par de horas o de un dia para otro.

Una vez fria la masa la extendemos sobre nuestro moldes desmontables  ( yo he usado uno redondo y otro rectangular ). Nos ayudamos con el rodillo para desechar la masa sobrante.




Horneamos en blanco la masa a 180C por 15 minutos aproximadamente. Reservamos.

Nos ponemos con el relleno: Mezclamos las harinas , azúcar y la mantequilla en pomada. Mezclamos bien y le añadimos los huevos uno a uno. Reservamos.

Montamos la tarta para hornearla. Primero cubrimos la superficie de las bases con mermelada de frambuesas. Vertemos la masa frangipane por encima y terminamos con frambuesas frescas.



Horneamos a 180ºC unos 35 a 40 minutos o cuando al introducir un palillo éste salga seco.

Dejamos enfriar y decoramos con el glaseado que haremos con azúcar glas, unas gotas de agua y colorante rosa.





DISFRUTARLA, HACEDLA Y REPETIDLA. Y SI SE CONVIERTE EN VUESTRA TARTA FAVORITA NO ESPERÉIS ME LO CONTÁIS.